Hola amigos de las mates. Muchas veces me preguntan si las matemáticas pueden servir para invertir en bolsa. Si se trucos para invertir. Si hay casos famosos de matemáticos que hayan tenido grandes éxitos o grandes fracasos invirtiendo o incluso si las mates tienen algo que ver con el bitcoin. Esa cripto moneda que parece ser toda una revolución. Todas estas preguntas tienen un gran sí como respuesta. Menos una, yo no sé trucos para invertir. Sobre todo lo demás os voy a hablar en este vídeo. Vamos a ello. Este vídeo sobre matemáticas, inversiones y bitcoin está patrocinado por Libertex que es una aplicación con la que puedes comerciar por ejemplo con bitcoin. En Libertex se puede aprender a comerciar con bitcoins. Hay enseñanza gratis y 5.000 dólares para entrenamiento. Puedes empezar a comerciar con cinco dólares y puedes comprar y vender bitcoins. Tiene una aplicación móvil y una página web muy cómoda y de hecho en 2016 la aplicación Libertex ganó el premio “The financial expo awards” como la mejor aplicación para el comercio. Abajo en la descripción te dejo los enlaces por si te interesa y si entras por esos enlaces la gente de Libertex duplicará tu primer depósito. Primera pregunta: ¿Las matemáticas pueden servir para invertir en bolsa u otro tipo de inversiones? Creo que esta primera pregunta tiene una respuesta clara. Por supuesto que sí. En general las matemáticas sirven para todo aquello que queramos cuantificar, modelizar o tratar de modo cuantitativo y por supuesto las bolsas los mercados, las inversiones no son una excepción. Es más si no es ayudándote con las matemáticas y con los algoritmos es difícil hoy en día hacer nada serio en ese campo. Sería una cosa tremendamente larga de explicar todas las aplicaciones de las matemáticas en estos asuntos. Existen muchísimos matemáticos trabajando en inversiones y mercados financieros. De hecho en muchas universidades del mundo se han elaborado estudios especializados de matemática financiera. Por supuesto la estadística y la probabilidad son básicas y necesarias. La teoría de modelos, los análisis de volatilidad incluso la teoría del caos sirven para comprender mejor los mercados. Las matemáticas no van a ayudarte a decidir qué inversión hacer en cada momento concreto pero van a ayudarte a entender mejor el mercado, las variables que modifican su comportamiento ya saber identificar tendencias y estrategias. El estudio de tendencias es la mayor aplicación de las matemáticas en un mundo en que hay muchos factores que escapan a las ecuaciones y a las formas. Los mercados no son azar pero están muy cerquita. En ese lugar donde los modelos matemáticos y el estudio del azar se dan la mano. Segunda pregunta: ¿Hay casos famosos de matemáticos que hayan tenido grandes éxitos o fracasos con sus inversiones? Aquí voy a contar los dos casos sobresalientes John Allen Paulos y Jim Simons Paulos es un famoso matemático y divulgador. Quizás su libro más famoso es “El hombre anumérico” pero el que nos interesa ahora es “Un matemático invierte en bolsa”. En ese libro Paulos cuenta su propia experiencia invirtiendo en bolsa y contando su experiencia explica muchísimos conceptos matemáticos que tienen que ver con las inversiones los mercados financieros, etc. Además de cosas básicas explica el análisis técnico las ondas de Elliot de las leyes de Pareto o los esquemas de Ponzi que son un tipo de fraude. Paulos cuenta qué fiabilidad tienen esas herramientas, qué parte de verdad matemática tienen y qué parte no. Lo curioso del libro de Paulos es que él se hizo rico invirtiendo en bolsa y más tarde lo perdió todo y es capaz de explicar el proceso y sacar conclusiones. El suyo es un libro muy interesante Escrito con mucho humor pero desde luego si hay un matemático famoso por sus inversiones en bolsa ese es Jim Simons. Simons es un buen matemático. Profesor en el MIT y en Harvard. Se dedicaba a la geometría y a la topología haciendo aportaciones muy notables como las formas de Chern-Simons que aparecen en teoría cuántica de campo. Simons, aunque se ha dedicado a las inversiones ha regresado varias veces en su vida a las matemáticas puras escribiendo artículos importantes. Pero vamos, lo que ha hecho famoso a Simons es que él sí se ha hecho multimillonario con sus inversiones. Ideó una nueva forma de invertir que fue increíblemente exitosa. La plantilla de la compañía de Simons está formada casi exclusivamente por matemáticos físicos e informáticos que se dedican a esta forma de invertir y que se basa en el empleo de algoritmos y modelos matemáticos que analizan grandes cantidades de datos para identificar patrones de cambios por muy pequeñitos que sean que no sean aleatorios. Entonces invierten ahí y si lo hacen muchas veces las ganancias se multiplican. Eso es lo que hace Simons. Automatizando las operaciones mediante algoritmos fue pionero de una de las técnicas más agresivas de inversión el HFT o trading de alta frecuencia. Además Simons ha liderado el mercado de inversores durante mucho tiempo y ha sido así por su acercamiento científico, matemático y algorítmico al tema. Su influencia para bien o para mal ha sido y es enorme. De alguna forma ha cambiado la forma de invertir. A día de hoy el hombre está retirado y dedicado a la filantropía con sus millones. Tercera pregunta: ¿tienen algo que ver las matemáticas con bitcoin? Esta tercera pregunta nos lleva a algo que empezó como una cosa extraña oculta y minoritaria y que se está convirtiendo en un nuevo paradigma en temas de valores y monedas. En 2009 un personaje misterioso llamado Satoshi Nakamoto propuso un modelo nuevo de moneda basado en un protocolo informático, Bitcoin. Las monedas tradicionales se basan en que hay alguien que sabe cuánto dinero tienes y si eres capaz de hacer una transacción. Como enviar dinero a alguien, comprar algo, llevarte dinero en efectivo y que además avala esa transacción. Ese alguien es el banco. Que te permite hacerlo porque sabe quién eres por tu carnet de identidad y que estás sometido a una autoridad que cumple varias funciones. Regular los bancos y avalar tu identidad. Ese es en última instancia el estado. O sea que es un sistema basado en identidad. Centralizado por los bancos y tres, supervisado por los estados o autoridades internacionales. Y entonces Nakamoto, que nadie sabe quién es, si es una sola persona, grupo, nada de nada. Propuso un nuevo paradigma. O sea una moneda cuyas transacciones son anónimas, que no está centralizada, no hay intermediarios que juegan el papel de los bancos y que no está regulada por los estados sino por el propio protocolo. que además es de código abierto. ¿Pero algo así es posible? Sí, es posible y lo es gracias a las mates que generan dos características fundamentales de bitcoin. El anonimato y la descentralización. El anonimato se logra mediante la criptografía de clave pública-clave privada. Es decir no hace falta saber quién eres. Hace falta que tengas las contraseñas para operar. En derivando hicimos un vídeo sobre criptografía. Échale un ojo. La aplicación a las transacciones con bitcoin es más o menos así, una clave pública la puede saber todo el mundo. Por eso lo de pública. Y es como un candado te permite cerrar algo. Encriptar, que no se pueda leer, que no se pueda usar. Si encriptas una cantidad de moneda sólo la podrá usar quien pueda desencriptar esa clave. La clave privada sólo la sabe su dueño y es como una llave te permite abrir tu candado. Desencriptar lo que has encriptado con tu clave. Vale, entonces supongamos que yo tengo una cantidad de bitcoins y que los tengo encriptados con mi clave pública. Con mi candado. Como tengo mi clave privada, mi llave. Puedo usar esos bitcoins cuando quiera porque puedo abrir el candado. ¿Cómo hago para pasarles esos bitcoins a alguien? Para hacer una transferencia o un pago o lo que sea. Fácil, le pido su clave pública, su candado y ahora vamos con ello. Mis Bitcoins están bajo mi candado o sea en mi clave pública. Abro mi candado con mi clave privada. Es decir desencripto mis bitcoins y ahora los encripto con la clave pública del destinatario, con su candado. Ahora solamente quien tenga la llave de ese candado las podrá usar. O sea que son suyas. Paso de ser el único que puede usar esas monedas a que mi destinatario sea el único que puede usarlas. Para que hagas la transacción el sistema sólo tiene que saber si tienes saldo para hacerla y si tienes la clave. No hace falta saber quién eres. Es segundo punto de bitcoin es que las matemáticas son clave en que sea una moneda descentralizada. Eso es posible por un algoritmo llamado SHA256 que da una capa de seguridad a las transacciones y que depende no ya de un banco o un estado sino de la comunidad de una red de ordenadores a quienes no se puede engañar y que constituyen una tecnología genial llamada Block Chain. Cómo sería demasiado largo contar Block Chain ahora he preparado otro vídeo en el que os explico cómo funciona esta tecnología y su relación con las matemáticas, que es una maravilla y está detrás de entre otras cosas de bitcoin. ¿Y tiene algo que ver bitcoin con las inversiones y todo eso? Bueno, sí claro para que bitcoin funcione como otra moneda cualquiera, como el dólar deben suceder tres cosas. Una, que funcione como valor. Algo así como el oro. Que haya demanda y por tanto la gente lo quiera. Eso ya se da. Por eso a bitcoin se le llama el ciber oro Dos, que sea un medio de intercambio con el que poder comprar y vender. Eso todavía no está generalizado pero cada vez se usa en más sitios va creciendo en el momento de hacer este vídeo, junio de 2018 y será interesante ver cómo evoluciona esta espera. Y tres, que sea una unidad de medida para el valor de las cosas. Eso no lo tendrá mientras su valor cambie mucho, pero si se estabiliza sí. O sea que en cuanto a su funcionamiento de mercado bitcoins se parece de momento más al oro que al dólar aunque dependiendo de cómo evolucione podría acabar pareciéndose también al dólar. Son temas interesantes en los que saber de matemáticas y de informática que permite entenderlo todo un poco mejor. Felices matemáticas y nos vemos en el próximo vídeo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *